Lotu gure sokara lagundu

x
LAGUNDU

LA PRIMERA DAMA

LA PRIMERA DAMA

La foto está tomada el 25 de octubre de 1959 frente a los locales del Club Deportivo Eibar.

En ella aparecen diecisiete recios alpinistas. Son los que en los años posteriores van a protagonizar la transformación hacia la modernidad del montañismo vasco. Pero hay alguien más. En medio de todos ellos aparece la figura estilizada de una mujer. ¿Qué pinta esa dama rubia en medio de tanto pelo en pecho y bíceps reventón?

No se ha colado en esa instantánea histórica por una concesión galante. Loli López Goñi es una alpinista en todo el sentido de la palabra y está formando parte por sus propios méritos en la fundación oficial del Grupo Vasco de Alta Montaña.

Todo había empezado, como muchas cosas importantes en la vida, por pura casualidad, un día de 1956 en un sótano de la calle Aldamar donostiarra, donde tenían su sede los montañeros del Amaikak Bat. Loli era entonces una veinteañera que se había acercado tímidamente al veterano club con ánimo de participar en sus excursiones. Allí iba a conocer a un joven entusiasmado por la escalada que la invitó un día a trepar por una pared. Aceptó sin vacilar y al domingo siguiente se veía, por primera vez en su vida, colgada de una cuerda escalando la pared de Uzturre. No sintió ningún miedo. Al contrario, aquellas sensaciones de vacío le atraían como un juego sugestivo, como si desde siempre hubiesen formado parte de las dimensiones de su vida.

A partir de ese momento, la Lambretta roja que tenía Imanol se convertiría en un caballo alado que cada fin de semana les transportaba, tras muchas horas de trajinar por malas carreteras, a un lugar mágico de los Pirineos. Luego vinieron otras muchas escaladas y el salto a los Alpes.

Fue en el verano de 1958. Tras escalar en las agujas de Chamonix, subieron con facilidad al Mont Blanc. Loli se convertía así en la primera mujer vasca en pisar la corona alpina. Unos días más tarde, la pareja está pernoctando en el refugio de Hörnli, al pie del Cervino. Tras haber escuchado misa a las tres y media de la madrugada en el mismo refugio, el 15 de agosto, Loli e Imanol se encordan al pie de la arista de Hörnli. Unidos como en la vida real, acometen sin titubeos la escalada de la mítica arista. Y llegan a la cúspide de la pirámide de Zermatt. Loli es también aquí la primera mujer vasca. Están ellos solos. Es un momento de plenitud cuando ambos se abrazan emocionados.

Imanol escribe exultante: “Diez y cuarto de la mañana, 4.505 metros de altitud, en un día en el que el mundo es nuestro…”.

Para entonces, Loli López Goñi era ya bien conocida por su destreza en las paredes de Santa Bárbara, Egino o Amezketa. Siempre pionera, era la única mujer del país capaz de superar un quinto grado de dificultad.

Con el paso de los años, Loli e Imanol irían acortando sus vuelos por las cumbres. De las grandes cimas de los Alpes y Pirineos, pasaron a los modestos montes vascos. Y en ellos siguieron disfrutando hasta completar cinco listas de centenarios. No importaba su nombre ni su altura; lo importante era estar en la montaña, estar juntos en la montaña. Ya no era necesaria tender una cuerda entre ambos, como en las escaladas que habían compartido, porque la vida les había unido con unos nudos que nunca se podrían soltar.

Fotografía: Archivo C.D.Eibar
Autor: Antxon Iturriza
«Historia testimonial del Montañismo Vasco» Publicado por Pyrenaica
Más info: www.pyrenaica.com/publicaciones


Beste irakuketak

  • Achuraju. Estrellas desconocidas

    Cuando tres días más tarde de su llegada a Huaraz, Rosen y Kirch, ya repuestos de sus afecciones, regresan al campo base, lo van a en ...

  • HA NACIDO PYRENAICA

    No todo había sido en Elgeta una repetición de secuencias respecto a 1924. Se había producido una novedad que sería det ...

  • El día en que la mujer blanca subió al Kaga Tondo

    Venía de coger agua cuando he visto cerca de nuestra cabaña una extraña choza de colores. La algarabía de los niñ ...

  • EL CLUB VASCO DE CAMPING EN EL CONSEJO DE MINISTROS

    En el clima de desconfianza permanente hacia el montañismo que mantenía el régimen franquista, el proceso más largo y c ...

  • Everest, el gran día

    Al igual que en el intento del 74, el segundo acercamiento del montañismo vasco hacia el Everest iba a comenzar con una carta. El 23 de juni ...

  • La fuente de las virtudes

    Tras el éxito de la Copa, la concepción de la montaña y en este caso concreto del Pagasarri como un entorno de disfrute saluda ...

  • LA PRIMERA ESCALADA

    En la revista deportiva bilbaína ¡Aúpa! el 28 de enero de 1924 se publicaba un artículo suscrito por Antonio Ferrer, pio ...

  • EVEREST EN EL AÑO DEL TIGRE

    El 28 de julio de 1972, en la embajada en París del Reino de Nepal se escribía una carta dirigida a Mr. José Antonio Odriozola ...

  • La Norte del Cervino

    Un vasco, ocho japoneses y un hornillo austríaco.

    A las tres de la mañana del 20 de agosto de 1969, tres cordadas entraban ...

  • ENCRUCIJADAS EN EL K2

    Desde la ascensión de Abrego y Casimiro en 1986, ningún otro alpinista vasco había regresado a la cumbre del K2.

    E ...