Únete a la cordada Colabora

x
COLABORA

Fallece Loli Lopez Goñi. Pionera en el alpinismo vasco

Fallece Loli Lopez Goñi. Pionera en el alpinismo vasco Publicado: 03-02-2020
Fallece Loli Lopez Goñi. Pionera en el alpinismo vasco

El 2 de febrero ha fallecido en Donostia Loli López Goñi, pionera del alpinismo femenino en Euskal Herria.
Al final de la década de los años cincuenta del pasado siglo, cuando las mujeres apenas se atrevían a afrontar ascensiones de mediana dificultad, Ella fue la primera dama capaz de superar un quinto grado, y la única que llegó a codearse con los alpinistas vascos de primera línea de aquellos tiempos. Sus escaladas en Pirineos y Alpes la convirtieron en un referente y su dedicación durante toda su vida al montañismo en un ejemplo para todas las mujeres. Actualmente, en su honor, el premio que concede la EMF a la mejor actividad femenina lleva su nombre. Y también en su honor, EMMOA, en su empeño de poner en valor nuestra historia alpina, quiere evocar algunas de sus mejores ascensiones en los Alpes, relatadas en su momento por Imanol Goikoetexea, quien ha sido su compañero en la montaña y en la vida.

----
PIONERA EN LOS ALPES
El 15 de agosto de 1958, a las tres y media de la madrugada, tras haber escuchado la misa celebrada en el interior mismo refugio, Loli López Goñi e Imanol Goikoetxea se encordaron al pie de la arista de Hörnli para acometer la ascensión del Cervino. Así unidos, como en la propia vida real, iban a permanecer hasta que, quince horas más tarde, retornasen al punto de partida.
Escalaron, escalaron, entre bloques y muros. “En las últimas cuerdas, las más fatigosas, Loli me sustituye en cabeza, soportando el enfriamiento de las manos al agarrar éstas cubiertas de hielo...”.
Y, más arriba, la cumbre. Era la primera mujer vasca que alcanzaba la cima de la gran pirámide alpina, al igual que había sido pionera unos días antes en la cima de Mont Blanc.
La sensación de elevación y plenitud en este vértice perfecto sería para Loli e Imanol siempre la misma y siempre renovadamente distinta para cada uno de los alpinistas que llegaban hasta él. “Diez y cuarto de la mañana, 4505 metros de altura, en un día en que el mundo era nuestro......”, escribiría Imanol al regreso recordando la magia de aquellos momentos.
(Goikoetxea, I, «Los Alpes de Saboya y el Cervino». Pyrenaica, nº 4 (1958):188-121).

----
Desde entonces habían pasado cuatro años y Loli López Goñi e Imanol Goikoetxea han vuelto a los Alpes. Ella luce ya en el pecho el distintivo que le acredita como miembro del GAM vasco navarro. Es la primera dama que ostenta este título. La joven donostiarra no es el prototipo de mujer alpinista que sigue la estela de su compañero. Quienes le veían escalar sabían que tenía iniciativa y recursos como para encabezar la cordada en igualdad de condiciones con cualquiera de ellos.

Ella e Imanol Goikoetxea se encuentran en la terraza del Refugio Requin, dominado el caótico desfile de seracs del glaciar du Géant. Ambos escuchan con atención las precisiones que les está haciendo un escalador inglés que el día anterior ha escalado la vía Mayer-Dibona al Dent du Requin.

A la madrugada siguiente, unas velas alumbran con indecisión las fiambreras mientras los alpinistas calientan el desayuno. Los hornillos de alcohol van mezclando la ovomaltina con la leche condensada con más lentitud de la que la impaciencia de todos quisiera. Cumplido el trámite de engañar al estómago, cada cordada parte del refugio hacia su propia aventura. Pronto las luces de las linternas frontales se pierden en los vericuetos de los glaciares.
El Dent du Requin es un gigantesco gendarme que se desprende de la cresta de L´Aiguille du Plan, al que Mummery había dado fama con su primera escalada en 1893.

La ruta que Loli e Imanol han escogido es la que Angelo Dibona y Guido Mayer habían trazado en la arista nordeste del monolito de Requin en 1913.
Absortos en la pared, el tiempo pasa con rapidez inusitada. No les resta mucho para concluir la vía, pero queda poca claridad al día. “Encontramos una pequeña plataforma inclinada; casi ha oscurecido y optamos por quedarnos (...). Pronto sólo permanecerá la luz de nuestra lámpara frontal. A lo lejos, sobre las agujas de Grépon se vislumbran destellos que pertenecen a otra cordada que se ha quedado en la pared”.

Cada una de esas lucecitas en medio de las verticales es un nido aislado de incertidumbres y de ilusiones con plazo de caducidad en la mañana siguiente.

“Resulta extraordinariamente bella la noche de los Alpes, más bella todavía en este vivac, asegurados por una sólida clavija, junto a un vacío de centenares de metros. Es un mundo aparte, casi desconocido, donde estamos refundidos con la montaña y pasamos a formar parte de ella”.

Las horas heladas transcurren lentas. Cuanto más enfría la madrugada, más brillan las estrellas.

A las seis de la mañana se sacuden del destemple de una noche a la intemperie y reanudan la escalada. “Ataca Loli directamente la vía, salva algún pequeño desplome y me grita: “¡Cumbre!”. Les queda todavía el inquietante descenso en rápel por una chimenea vertical de roca y hielo de más de 150 metros. Pero ahora es el momento de soltar amarras a las tensiones y disfrutar de instantes de levitación en el aire fino de la altura. “Unos metros más bajos que la cima tomamos el sol recostados sobre unas rocas; es un rinconcito agradable. Allí pasaremos un buen rato contemplando la magnífica belleza de los Alpes, este mundo de nieve y roca, donde las estrellas brillan al mediodía, según lo han definido los guías de Chamonix...”

---(Goikoetxea, I. «El Diente de Requin, vía Mayer-Dibona». Rimaya, (1963): 32-38)

Fotografía: Loli López Goñi, bajo la Aiguille du Midi en 1958 (I. Goikoetxea)

Más noticias

  • Fallece Ángel Landa Bidarte

    Ángel Landa Bidarte, uno de los alpinistas más relevantes de la historia del montañismo vasco, falleció el 1 de junio a los 85 años de edad. ...

  • EL ARTE SE ACERCA A EMMOA

    El cuadro “Luz de luna” del pintor de Renteria Agustín Pontesta ha sido la primera donación de un artista al patrimonio de EMMOA. La pintura, d ...

  • JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS

    El 6 de febrero EMMOA celebró en su sede donostiarra de Zuhaizti una jornada de puertas abiertas, en una iniciativa que pretendía abrir su Campo Bas ...

  • FALLECE MÓNICA LARBURU, MADRE DE MARTÍN ZABALETA

    El 23 de diciembre ha fallecido en Hernani Mónica Larburu, madre de Martín Zabaleta, a los 95 años de edad. Mónica había donado el pasado verano ...

  • MANIFIESTO POR UN ESPACIO PARA EL MONTAÑISMO VASCO

    Más de cuarenta alpinistas, montañeros, escritores y periodistas de prestigio han suscrito un Manifiesto de apoyo al proyecto de EMMOA (Euskal Mendi ...

  • Jornadas Europeas del Patrimonio

    El Patrimonio del Montañismo Vasco Mesa Redonda - Museo San Telmo 17 de octubre, 19:00-21:00 // Gratis⁣ La historia del montañismo vasco ha c ...

  • EMMOA EN TURIN

    Una delegación de EMMOA, compuesta por Txomin Uriarte y Antxon Iturriza, ha asistido en calidad de invitada, a la reunión anual de IMMA (Internation ...

  • DHAULAGIRI 1979

    El primer ocho mil. El montañismo vasco ha descrito una relevante trayectoria en los ochomiles del Himalaya y Karakorum. El primer capítulo de e ...

  • Inauguración de la Sede de Zuhaizti

    La Fundación EMMOA (Euskal Mendizaletasunaren Museoa) ha celebrado el 17 de septiembre el acto de inauguración de su nueva sede, sita en Plaza de Z ...

  • LA CHAQUETA CON LA QUE MARTÍN ZABALETA SUBIÓ AL EVEREST

    El alpinista hernaniarra Martín Zabaleta ha donado a la Fundación EMMOA la chaqueta de pluma con la que ascendió al Everest y con la que sobrevivi ...